Tendencias del employer branding en 2018

En el contexto de la mundialización de la economía, el talento humano se ha convertido en un bien muy preciado para las empresas. Los conocimientos particularizados y las competencias técnicas son cada vez mas especializadas. Un talento humano con potencial puede significar muchísimo dinero para una compañía. Por ésta razón la competencia entre empresas por atraer los mejores trabajadores se ha vuelto cada vez mas compleja y el arte de posicionarse en el mundo digital como un buen empleador es lo que se conoce como employer branding (por su nombre en inglés).

Se sabe que las compañías que invierten en el talento humano tienen un mayor rendimiento. De hecho se estima que entre 30 a 40% de ganancias se derivan de una buena escogencia de talentos humanos. Esto se explica por la capacidad de innovación, el rigor y el compromiso de los empleados.

En la era digital, el mercado de trabajo se mueve en línea y tanto candidatos como empleadores revisan perfiles y evaluaciones online antes de tomar una decisión. Dos de cada cinco usuarios de dispositivos digitales revisará las evaluaciones online de su empleador antes de tomar una decisión.

En un estudio realizado por LinkedIn los usuarios de ésta plataforma de promoción profesional expresaron que para ellos el perfil online de la compañía tiene gran importancia, porque su hoja de vida gana o pierde valor según la valoración de las compañías en las que ha trabajado.

El employer branding consiste entonces en posicionar la marca del empleador resaltando sus atributos y sus distinciones en el mercado. Se trata de mostrar porqué el empleador es mejor que otros y porqué vale la pena trabajar para el.

En 2018 la tendencias del employer branding mas importantes tienen que ver con:

  1. Coherencia y ambiente de trabajo

Cada vez mas las empresas deben demostrar que sus prácticas son compatibles con su mensaje de marca y que su presencia en Redes Sociales refleja el espíritu de la compañía. Asimismo, los empleados y empleadas privilegian un buen ambiente de trabajo a una mayor compensación salarial. Es decir que para la mayoría de trabajadores, pasar un tiempo de calidad, en un ambiente agradable de crecimiento personal y profesional es preferible a ganar un poco más de dinero pero en un contexto adverso o conflictivo.

  1. Calidad y originalidad

El branding de empleadores implica como cualquier otro valoraciones positivas en redes sociales. Los candidatos van a revisar si los productos de la empresa son reconocidos en el mercado, si tiene políticas de calidad. Si la empresa ofrece experiencias originales a sus clientes. Asimismo los candidatos van a revisar las evaluaciones tanto de clientes como de empleados antes de decidir si les interesa o no una compañía.

  1. Innovación

Los futuros empleados y empleadas necesitan saber que van a poder desarrollar sus potencialidades de innovación. Éste es el eje central del mercado y su tendencia para 2018.  Resaltar las oportunidades de creatividad, la apertura a nuevas propuestas y el apoyo a iniciativas innovadoras es quizá el atributo principal para atraer los mejores talentos humanos.

  1. Flexibilidad laboral

Los horarios de 8 a 5 y la presencia en la oficina son cada vez menos valoradas. La posibilidad de seguir su propio ritmo, trabajar a las horas que se siente mas productivo y poder organizar su día a su manera son la tendencia mas apetecida de los talentos contemporáneos.

 

Las prácticas recomendadas para un employer branding adaptado al 2018 son:

  1. Asegurarse que las ofertas de empleo tienen una versión adaptada a dispositivos digitales.
  2. Fomentar las evaluaciones de los empleados en redes y en páginas especializadas. Identificar una estrategia para compensar comentarios negativos.
  3. Incluir las oportunidades de innovación en la empresa.
  4. Informar que se cuenta con una política salarial clara.
  5. Demostrar con testimonios la cultura organizacional de la empresa y sus atributos.
  6. Precisar que los horarios de trabajo son flexibles.